Archivo de la categoría: Europa

Zakopane y los Montes Tatras

Este año me está costando actualizar, porque entre otras cosas no paramos de tener “eventos”. Como sabéis estas vacaciones las pasamos en Polonia. Cuando estábamos planeando nuestro viaje, leímos muchas cosas y queríamos incluir algo de naturaleza, porque la verdad que siempre te despeja. Estuvimos echando un vistazo para acercarnos a Bialowieza, pero al final nos fue imposible. Polonia es un país muy grande, por lo que nos decantamos por visitar Zakopane. Dejamos Varsovia y pillamos un tren bastante moderno y rápido que llegaba a Cracovia en unas tres horas. Lo podéis comprar aquí en esta web, pero tenéis que tener cuidado, porque si miráis bien hay trenes que tardan hasta 5 horas en llegar a Cracovia, siempre tenéis la opción de 3 horas y como os digo, es un tren nuevo, cómodo y rápido y no es excesivamente caro.

Cuando llegamos a la estación de tren de Cracovia, allí mismo saliendo fuera de la estación de tren, se encuentran las dársenas de autobuses, hay dos plantas, en la segunda es donde podréis comprar los billetes a Zakopane. Nosotros dimos prioridad a Zakopane y Cracovia la dejamos para el final de viaje. En Zakopane estuvimos dos días y medio.

El autobús de Cracovia a Zakopane tardó más que el tren de Varsovia a Cracovia casi, porque hay muchísimo tráfico y atasco. Zakopane está cerca de la frontera con Eslovaquia y es un pueblo muy famoso en invierno para hacer ski. Apenas vimos turismo extranjero, había mucho turismo nacional. No escuchamos inglés, ni ningún otro idioma, solo polaco. Para Zakopane es muy recomendable llevar repelente de mosquitos.

sdr
Iglesia en Zakopane

 

El primer día en Zakopane, lo invertimos en ver el pueblo, sus calles eran muy animadas, sobre todo la principal, la calle Krupowki, llena de tiendas de marca, restaurantes, puestos, etc, etc. La verdad que no tiene desperdicio y siempre puedes observar los edificios tan pintorescos. Recorrimos toda la calle buscando el mirador de Gubalowka, al que subimos en funicular. Subir a este mirador es una obligación, porque las vistas y las fotos que haces desde allí, son espectaculares. Además, hay como una feria y puestos, donde poder cenar salchichas y comer helados (lody en polaco) que son de nata y chocolate, bastante ricos.

sdr
Iglesia de madera en el paseo de Gubalowka
sdr
Vistas desde Gubalowka

Al día siguiente, fuimos a visitar Morksie Oko, la joya de la corona de los Montes Tatras, un lago precioso rodeado por unas montañas enormes. De Zakopane a Morksie Oko cogimos un bus, está bastante bien indicado y no tiene pérdida porque mucha gente va hacía allí. No era un trayecto muy largo de viaje, unos 45 minutos y el paisaje era muy entretenido. Llegamos al sitio y nos esperaban 2 horas y pico de subida para encontrarnos con aquel cuadro de naturaleza impresionante. Ese día, nos habíamos preparado unos sandwiches y por el camino, tomamos una cerveza cada uno que era baratísima.

IMG_20170719_124459-EFFECTS
Morskie Oko
dav
Morskie Oko
dav
Reponiendo fuerzas

En el segundo día en Zakopane, lo invertimos para hacer el típico descenso en balsa del río Dunajec, todo lo que nos contaba el guía era en polaco y con el meneillo de la balsa, al final me entró más sueño que otra cosa, por lo que os recomiendo que si no es en inglés o español, que os reservéis unos kayaks y por lo menos os entretenéis. Del descenso de 2 horas que para mí fue interminable, nos llevaron al Castillo de Niedzica, un castillito que es curioso de ver pero tampoco es enormemente destacable. Y de allí también visitamos una iglesia de madera que es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y escuchamos como rezaban el Padrenuestro en polaco, recordad que Polonia es un país muy religioso y católico. Curioso.

dav
Polaco que nos llevaba y no entendíamos nada de lo que decía
dav
Castillo de Niedzica
dav
Iglesia de Madera de Debno

La verdad que lo que más me gustó de nuestra visita a Zakopane, fue el Morskie Oko y el pueblo. Es de estos pueblecitos auténticos de montaña, en invierno tiene que ser una pasada. Si vais a Cracovia y os gusta la naturaleza, no dejéis pasad la ocasión.

IMG_20170719_110118.jpg

Anuncios

Varsovia, la ciudad atípica

Este verano entre unas cosas y otras ha sido bastante movidito. Como ya sabéis, elegimos como destino por asequible y cercano: Polonia.

De Polonia conocía bastante poco y apenas llevaba expectativas. Pero os puedo asegurar que cumple las tres “Bes” : Bueno, Bonito y Barato. Es una opción más que recomendable “low-cost” antes de que entren en el euro, porque su moneda (zloty) está por debajo del euro y los precios de allí son más que razonables, no hay precios hinchados, no hay precios para estafar al turista. Y eso que cada vez tienen más turismo.

La ruta la comenzamos Madrid-Varsovia. Varsovia, la capital de Polonia, es una ciudad de contrastes. Maltratada tanto por los Nazis y el Comunismo, muestra aún a día de hoy, muchas cicatrices inalterables al tiempo. No hay más que echar un vistazo a su “skyline” para percatarse de que es una ciudad que guardará siempre muchos secretos y muchas historias por sus distintos barrios. Su plaza principal es llamativa por sus colores y aunque está reconstruida por los bombardeos de la guerra, es bonita. Es muy interesante hacer algún “Free Walking Tour” donde os podrán dar muchos detalles de la ciudad, su gastronomía (pierogi y sopa de remolacha, entre otros) y su historia. Nosotros hicimos uno del casco histórico. Me recomendaron que fuera al Museo del Alzamiento y tuvimos tan mala suerte que justo ese día había unas fuertes medidas de seguridad porque estaban visitándolo el Príncipe William y Kate Middleton, se nos hizo muy tarde y nos dijeron que ya nada y ese era nuestro último día en Varsovia.

dav

dav

dav

La torre de Stalin, ahora Palacio de la Cultura, me pareció muy bonita, sin embargo, muchos polacos la odian, incluso quisieron destruirla, ya que mientras el pueblo se moría de hambre, se invirtió muchísimo dinero en construir el edificio.

sdr
Palacio de la Cultura

Uno de los símbolos de la ciudad, es la sirena. De hecho, en una de sus plazas más importantes y bonitas, hay una estatua de una sirena. Dicen que Varsovia fue fundada por una sirena y de ahí que se encuentre en muchos sitios. Si queréis conocer algunas leyendas podéis pinchar aquí.

dav

Para comer no solamente en Varsovia si no en Polonia, en sí, aún tienen los llamados “Bares de leche”, bares de la época de la postguerra donde ponen auténtica comida polaca casera. También existe una franquicia donde poder comer todo tipo de pierogis (empanadillas) que se llama Zapiecek. Lo que más hemos comido en nuestra estancia en este país, han sido salchichas, que hay en distintos puestos callejeros, la mejor la comimos en Gubalowka en los Montes Tatras, pero ya hablaré de ello en otro post.

IMG_20170716_140738.jpg
Pierogi

Si estáis pensando en alguna escapada, Varsovia es perfecta, porque no necesita más de un par de días para verla, es barata y se recorre muy bien a pie. Aunque Uber allí funciona de maravilla. Nos alojamos en el Ibis Warszawa Centrum, que no os engañe el Centrum, porque centrum, centrum, no estaba. Andando a una media hora del casco antiguo.

Varsovia, ciudad atípica, ciudad de contrastes, ciudad de luchadores. “Desafía tormentas, siempre invicta”. 

Te inspiro un viaje: Ruta por A Coruña

¿Buscas un viaje?, ¿una escapada? No siempre hay que mirar fuera de nuestras fronteras para poder disfrutar de naturaleza y grandes paisajes. Dentro de España tenemos zonas y lugares impresionantes y me gustaría ayudaros a buscar inspiración de viajes.

Seixo branco 1
Seixo Branco

La zona elegida es Galicia, en concreto la zona de Costa de Dexo-Serantes. Es una ruta natural que va desde el Faro de Mera y el puerto de Lorbé, entre las rías de Betanzos y la ciudad de A Coruña. Este itinerario nos permite perdernos por un sendero de un valor natural incalculable, vamos, que si vuelven los de “Juego de Tronos” grabarían de nuevo por nuestro país, sin lugar a dudas, no se olvidarían de Galicia y mucho menos de esta zona, por la que podrían cruzarse criaturas marinas o dragones, porque si una cosa tiene este paraje natural, es que es mágico. De hecho, fue declarado Monumento Natural en el año 2000. Y lo conforman:

-La “Punta do Seixo Branco”, debe su nombre a una veta de cuarzo blanco visible que forma una especie de serpiente haciendo un acantilado en la costa. Seixo Branco significa piedra blanca en gallego.

-Las furnas, son unas cuevas marinas esculpidas gracias al oleaje.

-Castro de Subiña, donde se encuentran unas espectaculares vistas de la ensenada de Mera.

faro de mera 1
Faro de Mera

Antes de llegar al punto más relevante y más espectacular, Seixo Branco, se puede encontrar el Faro de Mera, formado por dos torres muy parecidas. Para los fans de los faros, no podéis dejar de visitarlo. Las vistas son preciosas.

Y ya que estamos por esa zona, y en la que es más que recomendable hacer una ruta bien sea a pie o en coche para admirar la costa y los sitios de interés que os he marcado antes, podemos acercarnos al pueblo de Oleiros, que a su vez está rodeado por pequeños y bonitos pueblos como: Mera, Sada y Meirás donde también se puede disfrutar de las conocidas playas de Bastiagueiro, Santa Cruz y Santa Cristina.

faro de mera 2
Vistas desde el Faro de Mena

Es importante que también incluyamos en nuestra visita la localidad de Betanzos, que está apenas un cuarto de hora en coche de Oleiros. Betanzos es un pueblo con mucho encanto medieval gracias a sus monumentos góticos, también es muy popular su Parque del Pasatiempo. Betanzos está muy cerquita de las impresionantes y casi de visita obligada, Fragas Do Eume. Un Parque Natural impresionante que tuve la suerte de ver hace unos años, aunque había habido un incendio y había una parte que había quedado bastante perjudicada. Cuando uno visita estos sitios naturales tan sumamente importantes para nuestro planeta y ve los destrozos por culpa del ser humano, se siente una gran impotencia.

img-20140501-wa0029
Fragas Do Eume

Pero retomemos nuestra ruta, si volvemos a Oleiros y queremos una escapada más urbanita, este municipio está apenas a 10 km de la preciosa ciudad de A Coruña, donde podéis terminar las rutas de senderismo, tomando algo en sus bares en la Plaza María Pita, subir a la Torre de Hércules y contemplar la Rosa de los Vientos. Acercaros a la misteriosa zona de los Menhires. A Coruña es una ciudad preciosa del norte, que bien merece un paseo y disfrutarla.

Para hacer esta pequeña ruta por esta zona gallega, lo ideal es alojarse en Casas Rurales para no perder esa conexión con la naturaleza y desconectar al 100% del estrés diario. Y que mejor manera que elegir una perfecta casita con encanto en plena naturaleza,  podréis elegir vuestro alojamiento perfecto, podéis pinchar en el enlace para tener más información: https://www.casasrurales.net/

Espero que os animéis a visitar estas zonas de España, no solo ofrece naturaleza, relax, ciudad, campo, mar, si no que también podréis degustar la maravillosa gastronomía gallega, no os olvidéis de comer un poco de zorza. Siempre que visito Galicia, intento comer zorza, está buenísima.

Nos vemos viajeros. Marcho que teño que marchar.

Escapada Norteña

Este puente de San Isidro aquí en Madrid, nos escapamos al País Vasco. Siempre que voy no me deja ni por un segundo de gustar o acostumbrarme a esas preciosas vistas de una de mis ciudades favoritas: San Sebastián. Y tuve la suerte de poder volver a visitar uno de mis rincones más preciados de la ciudad “El Peine de los Vientos”. Para mí, tiene un encanto especial, es como un enclave mágico. Esas esculturas que surgen de las rocas y que son constantemente bañadas por las olas, me traen muy buenos recuerdos, recuerdos de un flechazo impresionante con la ciudad. Para colmo, hacía un tiempo espectacular. Ninguna de las fotos necesita filtro para poder admirar los colores del hierro, y los tonos azulados del mar y el cielo…

dav

dav

dav

Si se tiene tiempo para visitar Donosti, es muy recomendable subir a Ulia. Siempre solemos quedarnos con Urgul e Igueldo, pero subir a Ulia, merece la pena para tener otra perspectiva de la ciudad.

dav

Zarautz, está a apenas unos veinte minutos de San Sebastián y tiene una visita también, gracias a su más que atractivo paseo marítimo y degustar un helado en cualquiera de sus múltiples heladerías.

sdr

dav

Como siempre, un placer poder reponer fuerzas y oxigenar los pulmones con un poco de mar y naturaleza gipuzkoana.

Quién no haya visitado todavía esta ciudad, se está perdiendo un tesoro. Quién la conozca, que repita, siempre es una maravilla.

Nuevo Destino: Polonia

Después de darle muchas vueltas, por tener un año en el que había que hacer un viaje de bajo coste, sí o sí. Nos hemos decantado por Polonia. ¡Bieeeeen!

Si dejábamos pasar más tiempo, los vuelos se iban ya para más de 200 euros y este año no queríamos gastar una barbaridad. Finalmente, nos han salido por unos 180 euros ida y vuelta con Ryanair, facturando una maleta y esta vez, hemos comprado asientos prioritarios para el viaje de vuelta. No sé si os habéis dado cuenta que en las idas, en todos los aeropuertos del mundo te dejan bajar por la puerta trasera, pero en Madrid nunca. Y en los últimos vuelos que hemos hecho, nos sentamos en la última fila y éramos los últimos, pero últimos en bajar y cuando es la ida te da un poco igual, pero en la vuelta, estás reventado. Así que, por primera vez hemos decidido pagar por los asientos prioritarios.

Leí hace no tanto en el periódico que las aerolíneas de bajo coste iban a empezar a cobrar hasta por el compartimento para meter la maleta y es cierto. La última vez que me metí en Ryanair no había tantas opciones y tantas cosas por pagar, pero al comprar el vuelo a Polonia, he visto que ya habían añadido todas estas múltiples opciones, así que hay que tener bastante ojo para ver qué se está comprando, porque como ya sabéis dejan cosas preseleccionadas y luego el precio no te cuadra.

Polonia es muy grande, no me había dado cuenta y ahora que estamos intentando diseñar una ruta, no sé muy bien por dónde empezar, porque hay infinidad de ciudades bonitas y naturaleza. Y yo soy muy de naturaleza…

Volamos Madrid-Varsovia y la vuelta Cracovia-Madrid. Queríamos incluir ciudades como Gdansk, Poznan, Wroclaw y hacer visita a Auschwitz y a las Minas de sal de Wieliczka, que parecen ser las excursiones más populares.

Aún no hemos decidido la ruta, ni si alquilar un coche o movernos en tren. Ni las excursiones que queremos hacer, estamos en la fase de documentación, que es muy importante para que los viajes salgan bien, aunque siempre nos gusta improvisar para que tengan ese toque de aventura.

Sin embargo, me llama mucho la atención el Bosque de Bialowieza,  en el borde con la frontera de Bielorrusia, dónde se dicen que se pueden avistar bisontes y es una zona bastante virgen, dónde el hombre aún no ha metido mano del todo.

a-meeting-on-road-in-the-primaeval-forest-in-Bialowieza-Forest

También he leído que cerca de Cracovia, están los Montes Tatras. Y parecen espectaculares.

Panorama-Morskiego-Oka.jpg

Sin embargo, no sé si nos va a dar tiempo a ver estas maravillosas zonas de la naturaleza. Así que, quizás tengamos que seguir la recomendación de mi amiga Rosa y hacer Polonia en dos viajes.

Bueno, pues ya os iré informando de cómo queda finalmente el itinerario de viaje y por supuesto, pondré todo lo más útil cuando vuelva.

¡Nos leemos, viajeros!

Un finde por Roma

Una vez más gracias a una aerolínea de bajo coste, pillé unos vuelos por 40 euros ida y vuelta Madrid-Roma. Esta vez saliendo el viernes y volviendo el lunes por la tarde. Roma merece al menos 2 días y medio para poder disfrutar de las cosas.

Lo peor de estas escapadas es el tema de hacer colas para montar en el avión y tener que llevar todo apretujado en la maleta de mano, sobre todo en invierno con ropa que pesa más o si se os rompen las botas y tenéis que meterlas en el bolso, como me ha pasado a mí en este viaje. Eso sí, he pillado rebajas en Roma y me compré unas zapatillas por 7 euros que me han hecho bastante el servicio de patear la Ciudad Eterna.

1º Viernes Tarde

Llegamos a Roma Ciampino, habíamos comprado los billetes online con “Terravision” que te llevaban de Ciampino a Termini.

De Termini a nuestro hotel que estaba en la Via Nazionale, eran unos 20 minutos andando. Tras pelearnos con los del hotel porque nos habían dado una habitación con dos camas y habiéndome impreso el e-mail donde me decían: “No problema”, nos cambiaron la habitación, una más grande sí, con una cama grande sí, pero con un ruido del horror y con un extra de 30 euros por día. En el Check-out nos darían la sorpresa. Es muy curioso lo mal que se expresan estos recepcionistas para lo que les da la gana… El hotel estaba a 5 minutos de Vittorio Emmanuelle y a 10 minutos del Coliseo, Foro Romano y de la Fontana Di Trevi, la ubicación inmejorable.

Como era muy tarde, dimos una vuelta por la Via Nazionale, compramos algo para cenar y a dormir.

2º Sábado

Habíamos comprado las entradas online del Coliseo y el Foro Romano, madrugamos bastante y nos encontramos que el Coliseo estaba bastante vacío y el Foro y el Palatino también. Así que, apenas hicimos cola para entrar y el control de seguridad fue un segundo. Cuando salimos del Foro y el Palatino, vimos una cola gigante, porque ya eran las 11 de la mañana, así que nos vino genial madrugar para evitar eso.

sdr

dav

Del Coliseo, nos fuimos rumbo a la Fontana Di Trevi, pero antes pasando y entrando al imponente Panteón de Agripa del siglo I, para llegar luego a deleitarnos con la siempre impresionante majestuosidad de la Fontana. Desde allí, seguimos caminando hasta la Piazza de Spagna que estaba abarrotada, pero esta vez no estaba en obras, así que pude verla bien. De la Piazza de Spagna seguimos recto hasta la Piazza Navona y si hubiéramos seguido un poco más recto nos habríamos encontrado con la Piazza del Popolo, pero en vez de eso, seguimos caminando hasta ver asomar el Castillo de San Angelo y como ya estábamos cerca, nos acercamos a la Plaza de San Pedro, ya en el Vaticano. Esta segunda vez en Roma, me pareció mucho más bonito el Castillo de San Angelo que la primera vez, con su precioso puente lleno de estatuas enormes.

sdr

dav

dav

dav

El podómetro ya me marcaba unos 33000 y pico pasos que convertido a km, eran unos 23. Nos ha hecho un finde bastante bueno, unos 17 grados, así que casi me sobraba el abrigo. Estábamos bastante cansados ya y nos fuimos al hotel, no sin antes comernos un gelatto.

dav
Muerte por Chocolate

3º Domingo

El domingo decidimos pasarlo por el Barrio del Trastevere, pero antes fuimos a ver la estatua de los fundadores de Roma, Romulo y Remo. Después vimos la Boca de la verdad y subimos a descubrir el Secreto de Roma. El secreto de Roma es la imagen que te brinda al mirar por la mirilla que está en la Plaza del Cavalieri de Malta, te asomas y puedes ver la cúpula de San Pedro adornada por los árboles del jardín. Esto está subiendo al Parque de los Naranjos, donde también se puede obtener unas bonitas vistas de la ciudad. Abstenerse de hacer la típica foto si no tenéis una buena cámara, la que hice yo con el móvil fue horrible

sdr
Un bar del Trastevere

El monumento a Vittorio Emmanuelle, lo teníamos tan cerca del hotel, que fue lo que más vimos. Y desde el mirador del Parque de los Naranjos era el monumento que más destacaba.

Después de bajar de San Anselmo, fuimos dando un paseo hasta la Iglesia de María de Trastevere, y empezamos a ver un poco el ambiente del barrio. Era la hora de un aperitivo y nos sentamos en un bar con encanto a tomar algo, bastante caro, pero bueno…

Tras tomarnos algo, ya nos picaba el gusanillo de la comida. Había leído sitios para comer en otros blogs, pero estaba todo cerrado. Así que, leyendo las cartas vimos unos precios misteriosamente baratos y entramos. Un menú turístico por 10 euros, con lasaña, carne con parmesano y una tarta, 10 euros. Y lo mejor, es que estaba todo bueno. El sitio en concreto es Carlo Menta en el Barrio de Trastevere. Habíamos leído que los mejores helados del barrio estaban en la heladería Fior de Luna y también estaba cerrada.

Tras salir bastante hinchados de comer, nos fuimos dando una vuelta recorriendo el río por el lado del Trastevere y nos volvimos a encontrar con el Castillo de San Angelo y nos dirigimos rumbo a la Piazza del Popolo, que para nuestra mala suerte, una de las cúpulas gemelas estaba totalmente rodeada de andamios. ¡Ya decía yo! Estaba viendo Roma sin apenas cosas en obras…

De vuelta al hotel, pasamos de nuevo por la Fontana y me compré otro helado, y volvimos pasando por la Quirinale. Y así cerramos nuestro domingo.

dav
En la Plaza de los Museos Capitolinos

3º Lunes

Habíamos comprado las entradas para el Vaticano y la Capilla Sixtina en la página web oficial del propio Vaticano. Pensé que iba a ser interminable entrar, pero al tener el “Admission ticket” pasamos por una cola preferente y entramos después del correspondiente control de seguridad, tuvimos que canjear el “voucher” por los tickets. Y fuimos directos a la Capilla Sixtina y como era tan temprano, tuvimos la suerte de que estaba casi vacía. Una auténtica maravilla. Nuestra hora de entrada era a las 9,30 pero entramos a las 8. La verdad que ir tan solos y poder admirar las cosas tranquilamente, fue una pasada. Porque luego tienes que ir atravesando a todos esos grupos  que van juntos con la guía en medio y es una auténtica pesadilla. Lo que más me gustó fue la colección Egipcia y por supuesto, la Capilla Sixtina junto con la escalera en forma de caracol de la salida, que la verdad es que la escalera es más bonita en foto que allí.

dav

dav

Y volvimos andando a por nuestras maletas y nuestro vuelo salía a las 16,30. Teníamos que volver a Termini a pillar el bus de vuelta al aeropuerto y nada, todo fantástico una vez más.

Roma es una ciudad caótica, histórica, cuna de uno de los imperios más grandes de toda la historia, pero no la elegiría para vivir. Aunque creo que tiene una visita obligatoria y en un fin de semana, da bastante tiempo de disfrutar al menos, lo más turístico. Así que, ¡animarse!

 

Navidades Viajeras

Comienzo el año en el blog para resumir los sitios que he conocido en esta Navidad. Es cierto, que no era un viaje como tal, viajamos para estar con la familia en esas fechas tan señaladas, pero tengo la suerte de que cada familia está en la otra punta del país y en cada visita siempre intentamos sacar tiempo para conocer algo (no tanto como quisiera, pero bueno…)

Lasarte está a 5 minutos en coche de una de mis ciudades favoritas del mundo mundial, la incréible y preciosa San Sebastián-Donosti. Y por supuesto, pasamos una tarde por allí.

dav

dav

dav

En Lasarte, intentamos quemar calorías antes de las comilonas y por eso salimos a caminar todo lo que pudimos entre quedada de amigos y familiares y descubrí sitios tan geniales como este:

sdr

dav

Otra mañana la invertimos para hacer una pequeña ruta de senderimo por Mendiola y vimos el Faro de la Plata, por momentos me pareció que habíamos vuelto a viajar a Nueva Zelanda.

dav

dav

Gracias a la cercanía de Lasarte y Donosti a la frontera con Francia, una tarde la pasamos en el precioso pueblo de Saint-Jean-de-Luz. Había muchísima gente y se pueden comprar tanto productos vascos como productos franceses, especial mención a los chocolates y si podéis degustar algún gofre en alguno de sus puestos ambulantes.

Y tras la corta estancia por el norte de España, nos tocaba viajar a mi tierra. Así que rumbo hacía mi preciosa Andalucía, pude revisitar ciertos sitios de los que también estoy enamorada, porque el Norte tiene un hueco en mi corazón, pero el sol de mi pueblo y el mar de olivos al asomarme en la Ronda de los Miradores de mi Úbeda querida es un sentimiento insuperable.

 

dav
El Salvador y el Parador de Úbeda en la Plaza Vázquez de Molina, con ese cielo azul tan típico de mi precioso pueblo

 

 

 

IMG_20161230_171826_BURST001_COVER.jpg
El mar de Olivos verde y plata con neblina al fondo donde se funde con la Sierra

 

 

dav
La Casa de Las Torres, uno de mis edificios favoritos de Úbeda

 

Bien, estas navidades, no hubo avión de por medio, pero sí que hubo visitas y sitios revisitados, pero estos sitios son los que han conformado mi carácter viajero, pues llevo toda la vida recorriendo España de una punta a otra y ¿sabéis a qué conclusión llego ?  España es preciosa da igual desde que punto la mires.